lunes, 2 de abril de 2012

16. Maquetas y maquetistas.

La exposición realizada en homenaje al 2 de abril reunió a maquetistas de Río Grande, gente que buscan encontrarse para estimularse en su trabajo de artesanos y coleccionistas a la vez, que hombres mayores que adoptan pasiones que parecen de niños.
Y entre estos "juguetes" aparecen dos imagenes de los anfibios que participaron en la Operación Rosario, a los que identificamos en nuestros recuerdos por ser aquellas grandes unidades, alojadas en la margen sur, que solían patrullar nuestras calles en las noches de oscurecimientos.
Gustavo Santamaría es uno de estos artífices, en sus manos porta una de sus obras. Trabajan en muchos casos con modelos comprados de unidades militares en miniaturas, en su gran mayoría importadas, a las cuales después incorporan variaciones que demuestran su capacidad plástica y creativa.
Para el caso este nido de ametralladoras, situado en la mesa dedicada específicamente a Malvinas en la guerra de 1982.
Por esta creación ganó un premio internacional en Italia, lo valioso es la incorporación de este soldado -muy argentino- al que podemos ver desde este otro ángulo: ¡está tomando mate!
En otros casos..¿ quien pude pensar que este cañoncito esta hecho simplemente de papeles pegados y pintados?

Los maquetistas no colocan títulos identificatorios en sus pequeñas creaciones, dejan todo librado a las preguntas que surgen entre los concurrentes a sus exposiciones, y entonces demuestran una sapiencia sobre los objetos representados, en los que se entremezcla historia, física, estrategia, ¡todo lo humano!
Las piezas aéreas son muchas en la exposición que nos abrió sus puertas. Pero elegimos estas dos de unidades de transporte y apoyo: el avión Hércules -arriba-, el Neptune -abajo- aunque no encontramos en él las casetas de ametralaldorista que tenía la unidad del mismo nombre que calló en la Antartida -isla Levingstone- en 1976... llevando al director camarógrafo de canal 13 de Río Grande, Rodolfo Rivarola.

Carlos Menon (67) posó junto a su Harlley Davison a medio terminar, tiene problemas con la proveedora de fascículos, que es española. Todo trata de resolverlo vía correspondencia, aunque en unos casos un aviaje a Chile le resolvió la aquisición de muchos componentes. Otros.. los adaptó.
Con esta moto en miniatura vive la alegría del que tiene una moto en tamaño y uso real.

Menon, que remonta sus orígenes familiares a la lejana India, esta trabajando también con la maqueta de un barco alemán, el Bismark: al llevarlo a medio armar nos da cierta idea de las complejidades de la tarea.

Y aquí encontramos a un grupo de maquetistas, afanosos en lo suyo mientras esperan consultas de la concurrencia: Emanuel Maza, Mariano Buet, Raúl Sanz, Matías García y Natalio Soto.

Como9 una curiosidad registramos imágenes de esta pareja de Snowcat, si nos son rusos es porque eran soviéticos, donde vemos como un creador de maquetas se alimenta del mundo del cine.

En tanto que en otros casos, la obtención de un modelo de avión de uso internacional, adquiere un toque regional colocando el emblema de la compañía que lo hizo llegar a nuestra Tierra del Fuego.

Mientras que, alguién que estaba ausente en el momento de nuestro paseo, el joven Otaequi, tiene su rincón con estas unidades del transporte automotor local.
Alex trabaja en cartón, y sin tomar medida de los objetos a reproducir, como en este caso: el trailer de Bromatología. Otaegui pide ver un motor, y después lo reproduce en escala con una perfección increible.
Nos despedimos con esta figura voluptoasa, de las cuales hay varias, forman parte de un mundo fantástico que vive en Gustavo Santa Cruz, figuras que en sus modelos femeninos nos puso en aprietos para ver cual sería el ángulo menos comprometedor para registrar una foto...¡y lo conseguimos desde arriba!

Los maquetistas puden volver en cualquier momento, lo hacen, muy pocas veces al año, y tratan de que sus contactos no sean masivos. Saben que las piezas de este museo efímero que construyen para nosotros es frágil y las manos de los curiosos pueden ser dañinas para sus desvelos.
Si uno le pregunta cuando cuesta dada pieza, o si las tienen en venta, sonrien...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada