martes, 26 de julio de 2011

07.- DEMOCRACIA, facsímil del diario del 27 de julio de 1952

Ejemplar correspondiente al dìa domingo 27 de julio de 1952, fecha siguiente al fallecimiento de Maria Eva Duarte de Perón. Edición tamaño sábana que en su lema tenía la frase de Perón: Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar. Con el número 2327 lleva un precio de 40 centavos, en su séptimo año de vida.

En sus grandes títulos de tapa no se alude a la muerte más que en un sentido elíptico:

Llora el pueblo su mas grande dolor ¡EVITA! Martir del Trabajo, Ha Entrado en la Inmortalidad.
SU TRANSITO SE PRODUJO A LAS 20.25.
En Trabajo y Previsión se Velarán los Restos!
¡Todas las Lágrimas Son Pocas para Llorarla!
"MIL VECES LO HUBIERA HECHO..." En DEMOCRACIA del 1ro de septiembre de 1951".

Al pie de página se expresará.
Usted tiene en sus manos la reproducción completa de un diario que es histórico. Se trata del ejemplar de "Democracia" del domingo 27 de julio de 1952, dedicado integramente a la muerte de Eva Perón. Es un material de un valor imposible de calcular, un privilegio que hoy llega a los hogares de nuestros lectores. Para leer, recordar, emocionarse y grardarlo para siempre... El sábado 26 de julio de 1952 fue el día más triste de la historia en la Argentina. La gente caminaba sin rumbo por las calles. Chicos y grandes, mujeres y hombres lloraban sin consuelo en sus casas, en esquinas concurridas en bares llenos de silencio e impotencia. O simplemente solos, en cualquier punto de la ciudad en el que los hubiera encontrado la infausta noticia. Todo el país era un llanto ininterrumpido que no se podìa mitigar. Habìa muerto Evita... Ninguna otra actividad humana logró que la gente se abrazara, aun con desconocidos, y lloraara con tanta angustia. la muerte de Eva Perón produjo una magia única de fraternidad en el pueblo argentino. Ni el fallecimiento de un ser querido podía haber producido esa química tan pero tan espeical que unió a miles de familiares y a miles de desonocidos en un abraso de desconsuelo. El fallecimiento de la "Abanderada de los humiles" generò ese sentimiento espontàneo de necesitar a alguien para refugiarse, apra compartir el dolor, para expulsar su angustia aunque sea por unos breves instntes. Aquel lejano sábado se convirtió entonces en el día más treiste en la vida de millones de argentinos. Y quedó establecido como una referencia històrica para comparar la congoja popular que producen determinados eventos. Asì se suele poner como ejemplos de aflicciòn unànime la muerte de Carlos Gardel, el dìa del doping positivo de Maradona en el Mundial de los Estados Unidos, el sàbado que se accidentò fatalmente Rodrigo (curiosamente, un 24 de junio, el mismo dìa que desapareciò el Sorzal criollo)... Todas esas jornadas -inolvidables por lo tràgido- se comparan pero de ninguan manera igualan la sensaciòn de pesadumbre que sufrieron los argentinos el 26 de julio de 1952. "Parecìa como si todos los habitantes de este suelo hubierna perdido un hijo ese dìa", relatò un periodista en una de las crónicas de la época. Había muerto Evita. Nada más y nada menos. El pueblo lloraba porque sabía que perdía para siempre a una lider inconmensurable. A una mujer que estaba dispuesta a soportar cualquier cosa para defender a los que menos tenían. La protecotra de los desposeídos, el ángel de la guarda de milones de argentinos, desaparecía para siempre. El dolor apretaba las vísceras de su pueblo. No se podia encontrar resignaciòn. Habìa muerto Evita. El pueblo se quedaba sin su gloriosa defensora. La heronìan ad elos humildes caìa vìctiam del maldito càncer que la venìa devastando sin piedad. Todo un pueblo habìa quedado huèrfano. Por eso tanta làgrima y tanta tristeza. Por eso, aquel 26 de julio de 1952 fue el dìa màs triste de la historia argentina. Todo ese sufrimiento natural e inevitable, todo ese sufrimiento ùnico e històrico fue el mejor màs espontàneo homenaje de su pueblo. Y quedó marcado a fuego en la historia.

Al recibir este ejemplar, que resultó ser una copia, de parte de su dueño Ricardo Bischof, me llamò la atención la sucesión de imágenes de Evita a todo pie de página: Evita la muy joven y de cabello suelto. la que fue emblema de la Tendencia en los años 70. Junto a una fraseología partidaria, y falta de toda publicidad.
En la página dos se decía:
Tocados en sus fibras más íntimas, los gremios adhieren al duelo. EVA PERON VIVIRA SIEMPRE EN EL ALMA DE LOS TRABAJADORES. Un emocionado Mensaje del Titular de la C.G.T. Los trabajadores no vendrán a la capital. La subsecretaría de Informaciones Evocó la Magnitud de su Obra Social. El Paro en los diarios. Expresan su Dolor en Sentidos Comunidados.. En forma unánime observóse en todo el país el paro de las actividades. De rodillas Frente a la Residencia. Presencia del periodismo. Y fue ella.Y contiene a la vez tres fotos nocturnas.

En tanto que en la página tres se destaca:
LAS FUERZAS ARMADAS DE LA NACION ADHIRIERON AL DUELO POPULAR. EL PODER EJECUTIVO DECRETO DUELO NACIONAL POR DOS DIAS. Luto oficial por un mes- Todos los Generales han de asistir al velatorio. Sábado de Angustia. Nuestro Dolor, Dolor de Pueblo.

Página cuatro:
Días Estelares de la Jefa Espiritual de la Nacióln. PERFECCIONO EL CIVISMO ARGENTINO. ELLA CONQUISTO EL VOTO FEMENINO. Dignificó la Condición de la Mujer en la Ciudadanía. En la Misma Secretaría del Coronel Perón Luchó Evita por la Dicha de los Humildes. Humildes Violetas. ¡Ver a la Señora!

1 comentario:

  1. Hola tengo el diario Democracia original de27/07/1952 esta completo y en buen estado, quiero venderlo y me gustaria saber si le interesa comprarlo. Saludos.

    ResponderEliminar