jueves, 15 de diciembre de 2011

012. Tocadiscos Wincofon estereofónico.

Sergio Salvador va acumulando objetos a modo de plantearse una suerte de Museo Personal, cuando inaugure su quincho. En el estarán cosas que ha ido conservando en el camino de su vida, un andar que recorre el espacio que media entre Córdoba y Tierra del Fuego, entre su infancia y su madurez.
Su condición de operador de radio lo sitúa con amplia curiosidad sobre este objeto que por los años 60 representaba para los argentinos el sumun tecnológico en materia de escuchar música.
No era el Winco tradicional, era un producto más elaborado, con emisión estereofónica, adaptada a los discos con ese recurso que inicialmente fueron importados, pero que poco a poco se produjeron en el país.
El Wincofon que ahora espera su lugar en el "Museo Salvador" se salvó de ir a parar a la basura, un día en que su dueño, Beto Silva -cabañista de Estancia María Behety-, se preguntó para que le servía si el aparato se había quedado sin púa. Entonces el tocadisco, y todos sus discos cambiaron de domicilio, del campo a la ciudad.
La particularidad del sistema winco estaba dada por el brazo automático que se desplazaba cuando caía un disco de una serie de varios de ellos que eran ensartados, en el orden en que se los quería escuchar. El brazo acústico -pick-up- acompañaba la música surco a surco, y al llegar al final se retiraba y esperaba la llegada del siguiente. Era una suerte de continuado musical que entretenía por horas a sus usuarios, sin tener que hechar mano al equipo.
Los parlantes al tono tenían un cable no tan largo, con lo que se los podía colocar a izquierda o derecha favoreciendo entonces la llamada Alta Fidelidad, que en algunos discos venía representada por una jeringa.

También se podía adaptar una ubicación vertical, que se impuso cuando apareció la idea de la "columna sonora!.
Las marcas aparecen impecables aunque el aparato ya supera el medio siglo.

El selector de velocidades permitía escuchar discos de pasta muy antiguos, que giraban a escasa velocidad, y con limitada calidad de registro.

Por detrás del aparato aparecen "los periféricos".
En tanto que un número de matrícula permite saber lo que eran la producción masiva es estos tocadiscos.

Chiqui D, ha dicho: "Tecnicamente hablando el "Wincofon" era un artefacto que permitia hacer sonar discos de vinilo (45, 33 y 78 rpm), era una marca registrada de Winco".
"Pero historicamente, el "Wincofon" es parte de la vida misma de la generacion de los `60 para los porteños argentinos (ignoro como seria en el interior)
Wincofon, Ranser y Geloso son marcas registradas pero intimamente ligadas a esa generacion".
"El "Wincofon" presidia todos los "asaltos", donde se escuchaba el 33rpm "Refrescos Musicales" auspiciado por Coca-Cola, era un invitado de lujo en los cumpleaños de 15 y en las reuniones familiares".
"Y me permito discentir, no creo que todos sepan en la Argentina que es un Wincofon pues es un simbolo de una franja generacional".
"Hoy Wincofon, Ranser y Geloso son piezas para el museo de los recuerdos y suelen verse en las casas de antiguedades pero nadie los compraria.Creo que ni siquiera son esteticos como adornos pero son iconos de una etapa generacional y eso nadie podra negarlo".

En Mercado Libre se ofrece un wincofón en buen estado a $ 14500 o 6 cuotas de $ 2972; pero a Silva cuando lo compró una vez que salió de su servicio militar le representó un mes de sueldo. Y Segio no lo vendería por poca plata.


Plagada de basura se encuentra la emisora
y un tocadiscos que me abandonó,
Pinté a la compra y venta y el viejo que vendía
me dijo: "el ritmo y blues se escucha en Wincofón.
Tambien tengo vinilos entre Pinaps en el aparador"

El quía camino hacia la vitrina,
huy, cuando enchufó ese Wincofón.
Entraron a sonar viejas pastas del '50
de Muddy Waters y Willie Dixon.
El Winco no sonaba desde el año '70
y despidió frituras de un viejo rock and roll.


Letra de Blues Del Wincofón - Vudú - Sitio de letras.com
Coro:
Hey nena, cómo vas a bailar
cuando escuchés mi viejo Wincofón.
Hey nena, cómo vas a vibrar
cuando el viejo aparato entre en acción.

Si no tenés más pilas, si tu compact no camina,
si el lente de tu equipo se rayó,
no seas tan testaruda y no te hagás la dura,
cuando escuchés mi Winco se te ablanda el corazón.
Ya no pierdas más tiempo con la tecnología,
vení probá mi viejo Wincofón.

Coro

Plagada de basura...

Coro


Quien quera profundizar conocimientos sobre este juguetito de años idos puede darse una vuelta por http://blogdelwinco.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada