sábado, 22 de diciembre de 2012

23. Italpark, de colección.

 Fernando Gugliottella se nos presenta en su nueva faceta -para nosotros- como coleccionista. Y en un momento en que ha ampliado sus estanterías nos hace viajar con estos objetos a un espacio ya perdido en Buenos Aires, donde se vivían momentos de ilusiones. El recordado Italpark.


El Italpark f se encontraba emplazado en donde Avenida del Libertado y Callao, donde funcionó por tres décadas supliendo en mentas al no menos famoso Parque Japonés.


Fue crerado en 1960 por la familia Zanón, de origen italiano, en una superficie de 45.000 metros cuadrados. Poseía unos treinta y cinco juegos electromecánicos de origen italiano, con lo que se armaron unos veinte stands..

Atactivos inolvidables: los autos chocadores, el tren fantasma, la montaña rusa. Para los 80 esta última fue reemplazada por una holandesa que resultaba ser la más alta de Amércia del Sur; al año siguiente se incorporarían juegos de alta velocidad y cierto riesgo.

El paque comenzó a ser noticia por circunstancias policiales, incendio en algunos juegos, heridas en los concurrentes, hasta que el 29 de julio de 1990 la fatalidad resultó alarmante:






"Uno de los carros del Matter Horn se desprendió e impactó contra las rejas de contención perdiendo la vida Rozana Celia Alaimo de quince años, y produciendo herida a Karina Benitez, una amiga" Esta circunstancia llevaría a la clausura del predio, y su posterior cierre.

Pero estas circunstancias triste no consiguen aminorar los recuerdos de tantos que encontramos en aquel Italpak, visita obligada al pasar por la Capital Federal, momentos de diversión y fantasía.
Fernando atesorá de aquel lugar y aquel tiempo: un cospel, un llavero de souvenir, y un talonario que nunca se alcanzó a usar.

Para los curiosos les sugerimos este salto:

Habitantes de Buenos Aires

1 comentario: